Buscador de películas

Búsqueda avanzada
Explicación de los Contenidos V, X, D y F y de las diversas clasificaciones de Público.

Películas

  
Mátalos suavemente
Mátalos suavemente
Mátalos suavemente
Killing Them Softly
Publicado en DVD    Valoración artística: Aceptable

Dirección: Andrew Dominik
Año: 2013
Público: Adultos (3)
Contenidos: VXD
Valoración moral: Con inconvenientes
Contenidos: Imágenes (varias V, X), Diálogos (frecuentes D)

Dirección: Andrew Dominik. País: USA. Año: 2012. Duración: 97 min. Género: Thriller. Interpretación: Brad Pitt (Jackie Cogan), Richard Jenkins (Driver), James Gandolfini (Mickey), Ray Liotta (Markie), Scoot McNairy (Frankie), Ben Mendelsohn (Russell), Vincent Curatola (Johnny Amato), Sam Shepard (Dillon). Guion: Andrew Dominik; basado en la novela de George V. Higgins. Producción: Dede Gardner, Brad Pitt, Paula Mae Schwartz, Steve Schwartz y Anthony Katagas. Fotografía: Greig Fraser. Montaje: Brian A. Kates. Diseño de producción: Patricia Norris. Vestuario: Patricia Norris. Distribuidora: DeAPlaneta. Estreno en USA: 19 Octubre 2012. Estreno en España: 21 Septiembre 2012.

Reseña:

La partida no ha terminado

   En “Mátalos suavemente”, unos criminales no demasiado inteligentes y recién salidos de la cárcel deciden dar un nuevo golpe: atracar una partida de cartas controlada por la mafia. Con una pinta ridícula inician el robo y milagrosamente logran cometerlo. Entonces, la mafia decide contactar con Jackie Cogan (Brad Pitt) para que resuelva el caso, encuentre a los ladrones y acabe con ellos. Jackie, el único inteligente de esta historia, intentará sacar su propia tajada.

   El neozelandés Andrew Dominik entrega su tercer film y de nuevo sorprende por su dominio narrativo, con escenas muy medias y buen perfilado de personajes masculinos, interpretados por un buen reparto, encabezado por Brad Pitt, también productor.

   El cinismo es una actitud muy presente en Mátalos suavemente, empezando por ese título que alude al lema de Cogan de matar al otro sin que se lo espera, para evitar su derrumbe, los lloriqueos que apelan a la compasión. Igualmente domina la violencia, hiperrealista y muy desagradable en algunos pasajes. La historia es raquítica, hay varias caídas de ritmo y el excesivo afán de subrayar los aspectos más sórdidos de algunos personajes, con unos diálogos que terminan resultando agotadoramente zafios (Decine21 / Almudí JD) LEER MÁS

Versión para imprimir

Sitio web DNN por DOTWARE