1-"Ya nada puede ser igual. Suena a topicazo, pero es cierto. Antes de salir yo me quejaba mucho del calor, del poco tiempo disponible, de la falta de coche...en Nica he impartido catequesis a niños que, sin darle mayor importancia, ni ser unos cracks, recorren diez km.  diarios -entre ida y vuelta- para ir al colegio, tienen una sola comida al día y van  corriendo descalzos para no gastar los zapatos...¿de qué carajo me voy a quejar yo ahora?" .

Pedro

2-"Ahora me creo aquello de que "muchas cosas pequeñas , hechas por gente pequeña, en muchos lugares pequeños, pueden cambiar el mundo". Si veinticinco "garrulos" hemos puesto en marcha  a miles de personas es que la reacción en cadena funciona".

Salva

3-"Esta Misión Popular ha sido un tratamiento de schok, una terapia a lo bestia contra mi egocentrismo y vanidad. Estando allí y ante aquel ritmo, pensaba que la dosis era demasiado fuerte, que no estaba preparado para tantas emociones juntas, y a veces procuraba distanciarme de los mimos de esos niños o de esas delicadezas de la gente- que te ofrecía, pues era un honor para ellos comer en su chabola junto con toda la familia. Sin embargo no me ha servido para nada. Estos nicas son unos canallas, porque a lo tonto a lo tonto, y por mucho cuidado que tengas, en cuanto te descuidas te acaban robando el corazón. Se me ha quedado allí y el año que viene tendré que volver a buscarlo".

Perico

4-"Siempre había fregado platos, cocinado o limpiado suelos de un modo ocasional. No es que fuera un machista (¿o sí?) pero pensaba que no tenía tiempo para esas cosas y a mucha honra. A la vuelta de Nicaragua dormí veinticuatro horas seguidas, cosa que a nadie de mi familia le extrañó lo más mínimo, pero desde que estoy en pie van de sorpresa en sorpresa: mi orden de prioridades se ha trastocado".

Xavi

5-"He adelgazado ocho kilos.¡Tres más que la media!.No me está costando mantenerlo porque en el disco duro de mi memoria está demasiado reciente lo que comían aquellos  niños de la calle que venían con nosotros: ¡como si fueran auténticos manjares  lo que a mí me daba náuseas sólo con olerlo!".

Esteban

6-"He mandado las fotos del bautizo y  primeras comuniones a mis ahijados y ahijadas. Siento que en esas aldeas no haya agua ni luz. Eso implica que tampoco habrá ordenadores en mucho tiempo.¡sería tan cómodo escribirnos por e-mail!. Me gustó tener tiempo para conocerlos en esos días previos a la ceremonia. Esto sí que es apadrinar -¡y en todos los sentidos!- a un niño del Tercer mundo".

Joaquín

7-"Tengo el mal de Nicaragua. Hace tres veranos seguidos que estoy yendo y siempre me digo que será el ultimo pues siempre hay otras cosas que hacer. Sin embargo, poco antes del viaje siempre me complico la vida  y me apunto.¿Qué será lo que tengo", ¿morriña, adicción, añoranza, obsesión o embrujo?".

Pablo

8-"Lo que más me ha chocado han sido las diferencias sociales. Allí no hay masa media, muy pocos tienen mucho y la mayoría nada. Me duele que sus políticos sean tan corruptos, demagogos e insensibles. El anterior presidente se encuentra actualmente en prisión, es un signo esperanzador, pero me temo que en el fondo,  más que una nueva actitud, se trate de un ajuste de cuentas entre gente del mismo partido. El jefe de la oposición, el sandinista Daniel Ortega, tampoco se salva: se enriqueció vertiginosamente cuando estuvo en el poder, llevó a su país -rico en aquella època- a la quiebra y encima sigue pretendiendo que la gente le vote".

Lorenzo

9-"El corazón se estira o se encoge según lo utilices. El egoismo no sólo es ridículo sino también empobrecedor; en Nicaragua hemos hecho mucho ejercicio de corazón pero no sentimos agujetas. Hemos vivido muchas cosas que nos han abierto horizontes y nos hemos hecho más personas".

Nico

10-"Misión popular en Nicaragua: un modo de salir del yo-mi-me-conmigo y de meterse en el tú a tú con Dios."

Ferd