Almudi.org - Logo WordDescarga en Word

El país cautiva a todo español que va. El idioma, la religión y las raíces son las mismas y el objetivo del viaje es evangelizar y cooperar en la medida de lo posible, al desarrollo de aquella gente tan necesitada. Es fácil por lo tanto, mantener con ellos -tan abiertos y acogedores-, unas conversaciones que marcarán a unos y otros por mucho tiempo. Eso sí, prepárate porque te atraparán el corazón de por vida.

Es un pueblo con el que conectas enseguida por el hambre espiritual que sienten y un lugar que te conmueve por la pobreza tan absoluta que reina en las aldeas donde trabajamos.

Estas ideas desordenadas servirán para prepararte mejor a ese viaje mágico entre volcanes que vas a iniciar en pocos días. Es una amalgama de experiencias y sugerencias (Hoja de ruta, Cuaderno de Bitácora, o como le quieras llamar) de “aquellas tierras del trópico, del calor, de las lluvias torrenciales, de huracanes y terremotos, de los chanchos, pulperías, cafetales, bolos de camisas agujereadas, frijoles y tortitas de maíz” que dan lugar a ese maravilloso país centroamericano que es Nicaragua.

Antes del viaje

1.- Recuerda que la mejor manera de preparar tu estancia en Nicaragua es vivir con intensidad tu vida cristiana. Vamos principalmente a forjar formadores, por ello es muy necesario que hoy vivamos una vida recta para poder transmitirlo con intensidad.

2.- Es imprescindible que tramites cuanto antes el nuevo pasaporte digitalizado. Desde el 11-S sin él no se puede hacer escala en Estados Unidos. Sólo hace falta que lleves el pasaporte antiguo, dos fotografías tamaño carné y 16 euros a cualquier comisaría de policía donde hagan este tipo de documentos. (En Valencia, Alameda, 17 –junto al puente de Calatrava- de 9 a 14 horas o Zapadores, 50 –junto a la avda. de la Plata- de 9 a 20h de lunes a jueves.

3.- El pago de la convivencia has de efectuarlo en la cuenta bancaria que se te indique . Al hacer el ingreso no hace falta que en el concepto especifiques “Nicaragua” pero sí es importante que reflejes tu nombre y que nos comuniques la fecha de ingreso.

Infórmate en la “Bolsa de Viajes” del Rectorado de tu Universidad de posibles becas. Si estudias en La Literaria de Valencia por ejemplo, presentando el resguardo del billete de avión, con la carta de un profesor y un certificado de Almudí, antes de tres meses de la vuelta, te lo pagan automáticamente en su totalidad. También en La Politécnica de Valencia, en algunas Escuelas, te dan créditos de libre configuración.

Gracias a la tarjeta con que compramos los billetes, cada participante tiene un seguro de accidentes y de viaje por valor de 360.600 euros.

4.- Entre dos meses y un mes antes de partir hay que vacunarse. En Valencia puedes ir al Ministerio Exterior de Sanidad situado en el puerto. (A 500 metros del “edificio del reloj” a mano izquierda como si fueras a la Malvarrosa). Está abierto por las mañanas -a excepción de sábados y domingos- hasta las 14 horas. Basta rellenar un formulario diciendo dónde vamos, con quién -Asociación Almudí de Valencia- y que es para ayuda humanitaria para que lo hagan de un modo gratuito. Te pondrán una inyección en cada brazo y te citarán para ponerte otra 15 días antes de la salida. Simplemente es contra la hepatitis A y B y las fiebres tifoideas. No es necesario pastillas contra la malaria ni contra el dengue. Cuando te vacunas un año ya no es necesario que lo vuelvas a hacer hasta dentro de cinco.

5.- Nuestro teléfono allí se comunicará unos días antes de la salida. Si antes tu familia marca el 807057057 y después de oír el precio por minuto marca el tlfno. de la parroquia, les saldrá bastante más barato. Hay que tener en cuenta que el horario es de 7 horas antes que en España. De 13,30 a 15h, hora española, es un buen momento para que nos localicen allí. Desde Nicaragua el “España directo”-cobro revertido- funciona bien. Basta con que marques el 18000162 y sigas las instrucciones que te vayan dando. A 20 minutos de la parroquia hay un locutorio para comunicarse por Internet. Nuestra dirección será: Parroquia Nuestra Señora de Las Victorias. Carretera Sur, km 24. El Crucero. Managua.

6.- Es mejor llevar el dinero en dólares. Es una moneda comúnmente aceptada, aunque allí se funciona con córdobas o pesos. El nombre de la moneda es en honor de Francisco Hernández de Córdoba, el español que “descubrió” la mayor parte de Nicaragua y fundó algunas de las principales ciudades. Un euro equivale a 18 córdobas. Calcula que tus gastos serán cuatro o cinco comidas tipo Mc Donald’s, tres entradas a lugares turísticos, sellos, postales y regalos que quieras traer.

7.- Si te haces socio de Iberia Plus sumas puntos para viajes gratuitos. Para registrarte entras en www.iberia.com accedes al enlace “Iberia Plus”, introduces tus datos y sigues las instrucciones. Al mes te mandarán a casa la tarjeta. Cuando te demos el billete llamas al 902 440055, les das tu nº de tarjeta y nº de vuelos y te lo anotan, o bien, la muestras al facturar el billete.

El día de la salida en el aeropuerto de Manises cada uno debe llevar dos maletas grandes por lo menos -en una tus cosas, en otra(s) ropa nueva y regalos, que hayas conseguido -en tiendas de deporte, de fotos, de ropa, …stocks que les sobre o que te demos nosotros-, y en una bolsa de mano o/y mochila sin facturar, el billete, pasaporte, jersey porque en el avión hace frío- y los 5 dólares por entrar en Nicaragua que cobra el Gobierno.

8.-Manda una carta –te la podemos redactar nosotros con el membrete y sello de Almudí- cuanto antes a tu Escuela, Facultad, o empresas de cualquier tipo pidiendo ayuda en forma de bolígrafos, proyectores, ordenadores portátiles, ropa, dentífrico, etc. para los orfanatos y colegios donde vamos. Según tus estudios y aficiones prepárate a ser lo más útil posible también en distintos campos de ayuda humanitaria.

9.- Hay que llevar un jersey –al atardecer suele refrescar-, chubasquero -no plumífero-, dos toallas, bañador, champú, saco de dormir o sábanas, zapatillas de deporte -la jungla es polvorienta-, y los más aprehensivos: mosquitero para la cama, repelente anti mosquitos, anticucarachas, y machete para las serpientes gigantes (que no tonto, esto último es broma) y calculadora para saber mejor lo que pagas. No hace falta esterilla pues la cama tiene colchón. Llévate también medicinas elementales para tu propio uso: aspirinas, antidiarréicos, anginas, gripe, estreñimiento, antinflamatorios,…

Procura también llevar obsequios para los niños que serán tus ahijados de Bautismo y para otros con los que te encariñes que serán muchos: gominolas,chuches, juguetes, turrones -allí no los conocen-, cohetes artificiales -a facturar en la maleta, no en la bolsa de mano-, crucifijos, estampas, escapularios de los que no se rompen-los venden a un euro el Las Paulinas-, Biblias, Evangelios, libros de espiritualidad, medallas, bolígrafos, ornamentos y vasos sagrados, … y todo a lo que tu rica imaginación y relaciones sociales pueda llegar.

10.- Gracias a un acuerdo de Iberia con las Obras Misionales Pontificias podemos llevar 10 kg de sobrecarga gratuita cada uno, además de los 20 kgreglamentarios. En la práctica llevamos mucho más -800 kg de ropa nueva- porque las azafatas se apiadan de nuestra labor humanitaria. En ese sentido consigue todo lo que puedas.

11.- Hay cosas que no podemos olvidar: guitarras, flautas, trajes de payaso y de mago, el guión y los trajes para las escenificaciones del Evangelio, piñatas, películas comerciales en DVD y ordenador portátil, cintas formativas para los catequistas, cintas de música (“color esperanza”,”viva la gente”, “la misión”,...) etc. Si tienes carnet de conducir hazte una fotocopia en color por las dos caras y plastifícalo. Te será muy útil si alguna vez la policía te lo pide -tienden a poner multas abusivas a los gringos (al principio, por nuestro aspecto externo piensan que somos americanos) o cheles (rubios y por extensión, extranjeros)- y no te lo devuelven hasta el pago de la multa. Al darles la fotocopia nos da igual que se lo queden de recuerdo. De todos modos, como siempre vamos en el pick-up con nicas es rarísimo que haya algún problema de ese tipo.

12.- El grupo sale de Valencia el mismo día. Tanto en el aeropuerto de Manises como en el César Augusto Sandino de Managua, es el sacerdote el primero que habla para que se hagan más idea de a lo qué vamos y sobre todo, para que no nos abran las cajas. Si llevamos ropa no hay problema, si declaramos en cambio, cajas de medicinas, comida o material electrónico las retendrán y nos harán pagar.

13.- Lleva contigo un Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica y prepárate la clases de catecismo y de virtudes humanas que se te hayan encomendado. También algunas más por si te toca dar algunas en aldeas y colegios. Allí funcionamos a destajo y hay poco tiempo. En los colegios muchos serán evangélicos: más vale por lo tanto no hablarles de sacramentos y si lo haces no entres a polemizar con ellos.

14.- Las señoras que nos hacen la comida, también si quieres, te lavarán la ropa. Basta con que se lo pidas y si les das una pequeña propina o regalo (ropa, por ejemplo), les haces un favor y te lo agradecerán.

La estancia

15.- Cada voluntario está especializado en algo: conductor de pick-up, profesor de guitarra o de flauta, proyector de cine, clases de informática, médico o farmacéutico, graduación de la vista, equipo de festivales (con mago, payaso, “enanitos”, personajes del Evangelio, cantores, “bailaores”,…), clases de higiene dental, grabación de vídeo (escenas cortas y variadas, para facilitar el resumen) y por supuesto, responsable (en cada comunidad) de la catequesis.

16.- El horario habitual es el correspondiente al lugar. Los colegios empiezan las clases a las 7 de la mañana.

17.- El manual de supervivencia ordena beber sólo agua o refrescos embotellados, de otro modo la diarrea estaría asegurada. No aceptes los frescos (no utilizan el “re”) que te ofrecen constantemente en las casas (papaya, pitahaya, guayaba, granadilla, tamarindo, maracuyá, etc.). Son zumos naturales estirados con agua que a nosotros nos hace daño y que en nuestro alojamiento tomaremos sin embargo diariamente sin ningún peligro. Sal cada día con la botella de agua rellena y no tomes otra bebida aunque te digan que ha sido preparada con agua purificada.

18.-Nuestra misión principal es conseguir que la gente que viene a la catequesis durante nuestra estancia, continúe haciéndolo después. Lo contrario sería un parche o una tirita. Hemos de dejar preparada en cada aldea personas jóvenes ilusionadas y capacitadas en continuar dando la catequesis de comunión, post comunión y confirmación, y otras más mayores para la de adultos y Liturgia de la Palabra del domingo. Se trata de formar formadores, o como se dice ahora, formación de líder‘s team. Es gente muy sobrenatural pero también muy ignorante: si en cada aldea hay formación espiritual católica, los evangélicos ya no tendrán nada que hacer. Queremos dar continuidad a la tarea iniciada en cada una de las aldeas.

Con la cualificación profesional y humana de las personas, garantizamos el desarrollo sostenible del pueblo nicaragüense. Buscamos una fe que se haga cultura y comprometa toda la dimensión de la persona y vivan por lo tanto la honestidad, coherencia de vida, diligencia, sinceridad, etc.

19.- No vamos a regalar sacramentos. Si no les vemos preparados ya lo recibirán al año siguiente o cuando la catequista del lugar crea oportuno. Llevamos muchos años yendo a la misma parroquia, y por lo tanto, no tenemos mentalidad de misión en la que todo vale y estamos de rebajas porque la gracia suple. La Confirmación es a partir de los catorce años y la primera comunión a partir de los siete, pero nosotros no vamos en nuestra estancia a administrar esos sacramentos –el del Bautismo, Matrimonio y Unción de enfermos sí, si procede de acuerdo con el párroco- para motivarles a que continúen asistiendo a la catequesis una vez que nos vayamos.

20.-En los caminos de la selva es casi una norma el que todo vehiculo pare a llevar a la gente que se encuentra en el camino, aunque no estén haciendo raid(auto-stop). Es una pendejada, chingada o chochada (tontería) no hacerlo. Cuando quieran bajar darán dos golpes en el techo del conductor para que pares. Para arrancar te avisan del mismo modo los que continúan arriba.

Con frecuencia pasa un busito público a Managua que tiene la parada frente a la parroquia que nos aloja. Si paras un taxi en la capital pregúntale antes de subir cuanto te va a cobrar y regatea. Managua-aeropuerto son 500 pesos. Para ir a algunas comunidades y pueblos también se puede ir en furgoneta (en el trayecto se para cuando tú le digas). Pasan con mucha frecuencia pero son un poco más caras que el autobús.

21.- Formación permanente. Cuanta más gente venga a la catequesis mejor, independientemente de que hayan recibido o no los sacramentos. El objetivo no es que los reciban sino que vivan en cristiano.

Existe a veces allí una cierta ilusión de que el padrino de Bautismo o de Confirmación adquiere un compromiso, no sólo de ayuda espiritual sino también material con el ahijado. De ahí, que en ocasiones, no hayan bautizado al niño porque “están buscando un padrino”. Es bueno ofrecerse en esos casos, pero dejando claro a la vez, que el dinero que les puedas mandar será más bien simbólico y no les va a solucionar gran cosa. Por otro lado, lo que no podemos hacer es caer en el otro extremo y desentendernos de nuestro ahijado después de una primera carta. Si no lo vas a apadrinar realmente, no te comprometas.

22.- Cada aldea tiene un catequista responsable y cada una tiene su organización independiente. A cada una de ellas procurarán ir siempre las mismas personas aunque en la práctica será difícil. Han de tener claras cuatro cosas: 1º-lugar y hora que les recogerá el coche para la vuelta. 2º- Qué día, a qué hora y en qué lugar serán los sacramentos, e ir confeccionando los datos de las personas que los van a recibir. 3º-Qué días van a ir a darles la catequesis. 4º- Qué día y hora les pondrán cine y tendrán la Misa y el festival de despedida.

Todo esto parece sencillo, pero como sólo hay dos coches, un proyector de cine, días de excursión, pocos sacerdotes, y muchas aldeas con muchas catequesis y sacramentos que administrar,… o el responsable tiene el calendario general claro, o los malos entendidos serán frecuentes.

23.- Aparecerán adultos que se quieran confirmar y sin embargo no se quieren casar con la chica con la que viven. Atentos a su rectitud de intención pues es contradictoria esa falta de coherencia y miedo al compromiso. Remitirles al catequista de la comunidad. En la Misa del último día que estemos en la aldea, prácticamente sólo habrá bautismos: los que diga el párroco. Para recibir otros sacramentos, que continúen yendo a la catequesis ordinaria de todo el año. La catequista les conocerá mejor y si son bolos por ejemplo (borrachos, algo demasiado frecuente en ellos) no parará hasta que dejen el guairo (alcohol).

Hay que tener en cuenta que el 90% de las parejas que vamos a ver viven juntitas. Es decir, no se han casado ni por la Iglesia ni por lo civil. Hay que explicarles que no les costaría económicamente nada, ya que la parroquia dispone de un abogado que hace los papeles gratuitamente. Habitualmente ella quiere casarse, pero él no, para estar más libre y poder marcharse cuando quiera, sin que ella pueda reclamarle nada. Hay que tenerlo en cuenta porque a veces por pura ignorancia, piden la confesión, la confirmación o la Unción de enfermos este tipo de personas, y lo único que se les puede dar -si no se quieren casar- es una bendición y palabras de aliento.

24.- En las visitas a las casas nos encontraremos muchos evangélicos. Les desearemos la paz de Dios y nos despediremos amablemente sin entrar en polémica y, ni mucho menos, en largas discusiones (que si “nosotros adoramos imágenes”, que si “la Virgen tuvo más hijos”, que si “el Papa se gasta mucho en viajes”, etc.). No vale la pena dedicarles tiempo porque no entran en razones y hay muchos católicos esperándonos.

25.- No dar dinero. Remitirlos al párroco. Si no lo hacemos así, se corre la voz y tendremos colas de personas que no conocemos, con historias cada vez más dramáticas. Más vale utilizarlo en becas (para estudiar en la universidad, el colegio, el seminario,...) de personas que conocemos bien su necesidad y comprobada disposición y disponibilidad. Por prudencia consultar al director de la convivencia los donativos que queramos hacer, para que lleguen realmente a los más necesitados y no sólo a los más desvergonzados a la hora de pedir a todo el mundo. Puede que ya le haya dado otro y sin embargo haya un Delegado de la Palabra que sostiene moralmente a toda una Comunidad, tiene graves dificultades económicas, y sin embargo, por delicadeza y señorío no nos pide.

26.- Las nicas tienen en un pedestal a los españoles y su nivel de vida. Por el bien de ellas, que son muy enamoradizas, no hay que darles la más mínima esperanza de noviazgo o algo parecido. No ser ingenuos y comportarnos siempre como se espera que lo haga una persona que ha ido a llevar la Buena Nueva del Evangelio. Ser ejemplares tanto con las de la parroquia como con las del orfanato.

Sólo pueden acompañarnos a evangelizar las personas capacitadas para ello: porque durante el año han asistido a las catequesis de adultos, y el párroco les ha confiado este encargo. Ningún extraño/a puede incorporarse al grupo sin el permiso expreso del que hace cabeza o del párroco.

27.- Allí la gente madruga más y se acuesta antes que en España. Después de la cena es mejor no salir del recinto de la parroquia. Puede ser peligroso y escandalizamos a algunos.

28.-En las ceremonias de Bautismo el catequista responsable deberá comprobar, lista en mano, que toman parte en ella todos los previstos de modo que así figure después, en el Registro de la parroquia, así como el nombre de los padres, padrinos, etc.

29.- Lugares que se pueden visitar en medias jornadas o días de asueto, poniéndonos de acuerdo porque todas es imposible: Tirolínea Canopy (los dueños, María Eugenia y Luis Cuadra, eran feligreses de la parroquia y nos invitaron a cenar durante tres años y a lanzarnos por los 17 tramos de cable del inmenso bosque de su propiedad a cinco minutos de nuestro alojamiento. En el 2005 con el cambio de párroco ya no lo hicieron. Estaban con serias dificultades económicas y acababan de morir unos clientes turistas y uno de sus empleados al romperse un cable. Los que quieran pueden ir por su cuenta pagando unos 35 euros.); visita a la ciudad colonial de Granada (fundada por los españoles en 1524) y paseo en barca entre las isletas de El Diamante en el lago Cocibolca; Seminario Mayor (Misa concelebrada a las 18h, 19h cena, 20h rosario, 21,00 festival y vuelta a casa);Volcán de Masaya (cuesta cuatro dólares por turista y gratis a los nicas); Mercado de Masaya (tres horas de calma para regatear y comprar hamacas-de las que se cuelgan entre dos arboles-, ron “Flor de Caña”-el más tradicional- y recuerdos de calidad a buenos precios -no compres animales disecados porque luego huelen mal-); Malecón y catedral de Managua (tanto la antigua como la nueva); Playa de Pochomil (espectacular. Comeremos en un hotel restaurante al borde del Pacífico y nos bañaremos en el mar y la piscina. La marea sube mucho más de lo que crees, cuidado dónde dejas la ropa porque se la lleva la corriente); Basurero La Chureca (niños que trabajan 12h diarias entre escombros y procuramos escolarizar); Mercado Oriental (niños de la calle “huele-pega” en situación límite); Selva virgen de la costa Atlántica (donde habitan las agrupaciones indígenas de los Misquitos, Sumos y Ramas); Reserva de Vida Silvestre Punta La Flor, una de las pocas playas del mundo donde llegan las tortugas marinas a desovar;…

30.- Ante la extrema pobreza que vamos a ver, huelga decir que habitualmente no veremos la necesidad de comprarnos helados, refrescos o caprichoscomo si fuéramos turistas señoritos que no tienen sensibilidad, o miran a otro lado ante la necesidad ajena. Comeremos de lo que nos pongan (aunque acabes harto del tradicional gallopinto -frijoles cocinados con arroz blanco-, de las tortitas de maíz o de las rodajas fritas de banano). Pretendemos que nuestra solidaridad no sea virtual o de salón: queremos hacernos uno con ellos. Algún día de fiesta nos pondrán para desayunar nacatamales -el plato nica más típico-. Son empanadas hechas con masa de harina de maíz, cocidas entre hojas de plátano y rellenas con cerdo. ¡Sabrosones y poderosos!

31.- Cuando falten pocos días para la vuelta, la gente que lo desee, puede escribir testimonios para la web de Almudí y entregarlos allí.

32.- Tenemos que ser una piña donde el respeto mutuo sea una de las virtudes que más sobresalgan de la troupe. Hay que evitar manías y egocentrismos.Espíritu de servicio a la hora de quitar y poner la mesa, recoger sillas y cumplir los encargos. Vamos a servir, no a ser servidos. Ejemplaridad y puntualidad en los actos comunes (especialmente no demorarse en la meditación de la mañana y en la Misa de la tarde) con los catequistas y la gente de la parroquia.

33.- Grabar en el disco duro de la memoria todas las cosas buenas que nos van a enseñar los nicas que serán muchas. Además, os daremos a cada uno un CD con las cientos de fotos digitales que hayamos hecho en esos días y los teléfonos y correos electrónicos de los asistentes.

34.- A la vuelta, las siete horas de diferencia de un continente a otro pueden causarte “jet-lag” (cansancio y somnolencia diurna). La naturaleza acusa a veces el “reloj interno” que nos marca las horas de sueño y vigilia, pero verás que se pasa enseguida. En cambio, si a los dos días de la vuelta te encuentras muy débil, prácticamente grogui, con escalofríos y poco apetito,… toma paracetamol (“Efferalgan 1 gramo” -por ejemplo-, tres al día): habrás sido infectado por el mosquito transmisor del dengue –el llamado zancudo Aedes aegypti-. Pero tranquilo, con esa “pócima” te curas enseguida sin necesidad de guardar cama, y ya tienes algo más que contar a los amigos.

Decía el gran poeta nicaragüense Rubén Darío -Príncipe del Verso Castellano- enterrado en la catedral del jodido (valiente) León-:

“Creamos en la utopía porque la realidad es increíble”.

Nicaragua siempre ha soñado, como remedio de todos sus males, en construir un canal interoceánico para competir con Panamá. Mientras lo consigue o no, vamos a soñar y confiar en nuestro lema, contra la corrupción y la pobreza: educación. Y esperemos, que dentro de unos años no sea necesaria nuestra presencia allí.

Valencia, 24 de mayo de 2007