películas
Star Wars: El despertar de la Fuerza
Destacada

Star Wars: El despertar de la Fuerza

Star Wars: The Force awakens

Contenidos: ---

Dirección: J.J. Abrams. País:USAAño: 2015.Duración: 135 min. Género:Acciónciencia-ficciónaventurasReparto:Daisy Ridley (Rey), Mark Hamill (Luke Skywalker), Carrie Fisher (Leia),Harrison Ford (Han Solo), Oscar Isaac (Poe Dameron), Adam Driver (Kylo Ren), Gwendoline Christie (Capitán Phasma), Peter Mayhew (Chewbacca), Domhnall Gleeson (General Hux), John Boyega (Finn), Anthony Daniels (C-3PO), Kenny Baker (R2-D2), Lupita Nyong’o (Maz Kanata), Andy Serkis (Líder Supremo Snoke), Max von Sydow (Lor San Tekka). Guion: J.J. Abrams, Lawrence Kasdan y Michael Arndt; basado en los personajes creados por George Lucas. Música: John Williams. Estreno en España:18 Diciembre 2015.

Reseña: 

J.J. Abrams deja buen sabor de boca con el episodio VII de la famosa saga que recupera sus ejes principales, como la eterna lucha entre el bien y el mal. El que probablemente sea el estreno más esperado de la Historia del Cine llega para encandilar con su espectacular factura, su ritmo fluido y su diversión perfectamente medida y ajena a riesgos mayores. Una notable película de ciencia-ficción y aventuras, desde luego.

Luke Skywalker (Mark Hamill), el último Jedi, sigue desaparecido. La General Leia (Carrie Fisher) envía a su mejor piloto (Oscar Isaac) en su búsqueda, la mejor opción -otra vez- para enfrentar la amenaza del Imperio… Evidentemente, “Star Wars: El despertar de la Fuerza” sólo es una película, por más que sea, probablemente, la más esperada de la Historia del Séptimo Arte; quizá por ese peso, más industrial que artístico en estos fugaces tiempos que corren, sea imposible contener una emoción incrustada genéticamente en todos nosotros cuando suenan las fanfarrias que nos devuelven de nuevo a una galaxia que, curiosamente, nunca ha flaqueado en el influjo que tiene en la Cultura Popular contemporánea de casi todo el planeta. Más allá de eso, y dejando al margen la subjetividad de cada cual -fuente de las pasiones desatadas que despierta el serial interestelar-, es una divertida y notable película de aventuras, sin más. No es seminal, no es eterna.

No desvelaremos el peso que tiene cada protagonista de la película: simplemente indicaremos que la transición de lo anterior a lo nuevo, de lo eterno a lo volátil, está muy bien equilibrada, efectivamente, y que todos los participantes parecen situarse en la misma onda, necesidades curriculares aparte: revitalizar lo que no necesita revitalizarse en un entorno en el que es muy difícil llamar la atención por encima de otros monstruos comerciales, otras sagas, otras franquicias, otras intentonas de seguir embelesando nuestros bolsillos.

“Star Wars: El despertar de la Fuerza”, ya lo hemos dicho antes, no es seminal, no es eterna. No es imperecedera ni trascendental; es consciente de ello -Abrams, reclamo comercial de arranque, ya se ha quitado de en medio-, y se agradece, porque relaja. Y eso la hace más consistente y festejable. Ahora, todos a comprar muñequitos. Y a por la próxima.

Aletea la fuerza, como parece lógico, en esta película, que parece urdida con la idea de tomar lo mejor del film con que empezó todo en 1977, lo que puede verse como un guiño a los nostálgicos –indudablemente lo es–, pero también como una jugada inteligente, consistente en reconocer lo que subyugó a los espectadores de antaño, para entregarlo de nuevo a modo de auténtica reinvención y convenientemente dosificado.

Casi podría hablarse de remake, sin haber nada peyorativo en el uso de esta expresión, para ser justos y evitar malentendidos digamos que se trata de variaciones sobre la lucha que no cesa entre el bien y el mal, con ecos de situaciones ya vistas que son lo mismo sin ser lo mismo. Las interpretaciones son buenas. (Almudí JD). La Butaca. Decine21: AQUÍ

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto