Por tercer año, una quincena de jóvenes -universitarios y algún seminarista- viajaremos este verano a Nicaragua para procurar echar una mano en la importante labor misional que, este año de modo particular, están impulsando en toda Centroamérica, repitiendo esta vez el lugar donde fuimos el año pasado: la parroquia de Nuestra Señora de l...

Por tercer año, (ver Galería de imágenes), una quincena de jóvenes -universitarios y algún seminarista- viajaremos este verano a Nicaragua para procurar echar una mano en la importante labor misional que, este año de modo particular, están impulsando en toda Centroamérica, repitiendo esta vez el lugar donde fuimos el año pasado: la parroquia de Nuestra Señora de las Victorias de El Crucero (a unos 25 km. de Managua, en el territorio de la Archidiócesis). Se trata de una de las cuatro parroquias calificadas como especiales por sus circunstancias: es muy extensa y comprende 23 comunidades con sus respectivas capillas, además del templo y las comunidades parroquiales. En esta nueva misión nos ocuparemos de algunas de las comunidades que no pudimos visitar el año anterior, para recordar a las familias los actos de culto y las diversas actividades que se organizan cada semana en las correspondientes capillas. La misión tiene también una clara finalidad catequética con vistas a la administración de Sacramentos que durante el año resulta muy difícil llevar a cabo por las grandes distancias, especialmente Bautismos, Confirmaciones y también Primeras Comuniones y Matrimonios. Todo esto supone unas sesiones de catequesis, la preparación de las ceremonias y las celebraciones sacramentales, que representan unos acontecimientos festivos extraordinarios para los fieles de allí y para los voluntarios misioneros.

Además, se trabajará en el colegio parroquial y en el que llevan las josefinas y en el orfanato para realizar un repaso catequético a los cursos superiores y a los profesores. Pero, al mismo tiempo, se realizará un programa educativo de alfabetización digital y de enseñanza de la religión con la ayuda de las nuevas tecnologías. Pensamos llevar también algunas ayudas de parroquias de la Comunidad Valenciana, como Nuestra Señora de los Angeles de Serra o San Alberto Magno, pero también otras de Alicante y Elche. Como actividad especial se dará un curso musical de aprendizaje de flauta gracias a la ayuda del Ayuntamiento de Puçol que ha financiado cuarenta flautas.

Puedes comprobar cómo este tipo de actividades deja una huella profunda en los participantes:

Desde el corazón de Nicaragua (2002)

Carta de una joven desde sus vacaciones misioneras en Nicaragua (abrir los ojos)

Desde Almudí te podemos informar de diversas actividades de voluntariado que se realizan este verano para todo tipo de jóvenes.

Valencia, 21 de mayo de 2003