Durante su viaje pastoral por Estados Unidos y Canadá, Mons. Ocáriz recuerda la fuerza que tiene la Comunión de los santos y cómo nos podemos ayudar y sostener estemos donde estemos

Queridísimos, ¡que Jesús me guarde a mis hijas y a mis hijos!

En estos días, desde que salí de Roma, he agradecido especialmente al Señor la maravilla de la Comunión de los santos. Con la certeza de la fe, nos sabemos incluso más cercanos unos a otros de lo que conllevaría la proximidad física.

Cuando llego a un lugar, parece como si los que nos encontramos allí hubiésemos estado siempre juntos. Y lo mismo sucede al dejar un sitio: las despedidas simplemente generan otra manera de acompañarnos. Siempre estamos en casa y siempre podemos hacer la Obra y servir a la Iglesia, desde cualquier lugar en el que estemos.

También en momentos difíciles, encontramos fuerza en esa realidad que nos une íntimamente y que es consecuencia de nuestra personal unión con Jesucristo.

Recuerdo unas palabras escritas por san Josemaría en la Legación de Honduras, en unos momentos en los que prácticamente no podía moverse: “Estoy siempre a cien leguas del lugar físico donde me encuentro” (30-IV-1937). Lo podía decir porque se sabía muy unido también con quienes no estaban cerca.

Sé que cuento con el apoyo de vuestra oración y de vuestra alegría durante este viaje por Estados Unidos y Canadá. Yo también os acompaño a todos: especialmente nos encontramos cada día en la Santa Misa.

Con todo cariño, os bendice

vuestro Padre

Fernando

New York, 12 de julio de 2019

Fuente: opusdei.org.

Enlaces relacionados

Estancia del prelado en Barcelona
El prelado del Opus Dei ha hecho escala en Barcelona el 5 y 6 de julio, dentro del plan de viajes pastorales de julio y agosto. Durante su estancia en la Ciudad Condal ha participado en el 60 aniversario del IESE y ha mantenido varios encuentros con familias, representantes de Institució Familiar d’Educació y fieles de la Prelatura.

«El amor de Dios nos acompaña, nos precede y nos sigue siempre»
El prelado del Opus Dei ha querido, durante su visita a Barcelona, estar un rato en el Colegio Mayor Bonaigua con las estudiantes que sufrieron el accidente en Costa de Marfil, sus familias y Javier, el hermano de Teresa Cardona que la recogió en el país africano. Después de dos semanas en las que su historia ha abierto informativos de televisión y periódicos en toda España, esta vez han sido ellos los que han contado a don Fernando cómo lo vivieron y cómo están ahora.

“Simplemente transmite a tus amigos lo que llevas dentro”
El martes 9 de julio, Mons. Fernando Ocáriz respondió a las preguntas de algunos jóvenes que participan en las actividades apostólicas de la prelatura. Después fue a la catedral de Saint Patrick para visitar al cardenal Timothy Dolan, arzobispo de New York.