La «cortesía» como forma de participación social